La postedición es necesaria en la traducción automatizada (TA)

Post-Editing maschineller Übersetzungen

Los traductores describen la postedición como la revisión y optimización de traducciones automatizadas.

Esto es necesario, pues aunque las traducciones automatizadas ofrecen unos tiempos de procesamiento cortos, por lo general no convencen al 100 % en cuanto a calidad. Las redes neuronales no son determinantes en ese sentido, el traductor humano sigue siendo superior.

¿Qué es la postedición?

En las traducciones automatizadas se ha constatado como la mejor práctica un procedimiento en dos fases. Tras la traducción automatizada realizada por el software tiene lugar una fase de corrección por parte del posteditor o la posteditora. Se trata de traductores especializados en postedición que leen, corrigen y optimizan los textos generados de forma automatizada.

Pero: ¿hasta qué punto debe llevarse esta optimización, cuánto trabajo manual es razonable? El nivel de esfuerzo adecuado depende en gran medida del propósito del texto.

En el caso de un texto informativo, por ejemplo, los hechos deben transmitirse correctamente y es importante que en la "Maschine Translation (MT)" no se hayan producido tergiversaciones de sentido. Al realizar la postedición de dichas traducciones, la prioridad es la intervención a este nivel, el estilo o la fluidez del texto quedan en segundo plano.

No ocurre lo mismo si los textos tienen más valor y se van a utilizar por ejemplo para publicaciones de la empresa. En este caso, además de la pura corrección de los contenidos, es importante el estilo del texto. Con frecuencia existe también un lenguaje corporativo que debe tenerse en cuenta. En estos casos puede ser necesario traducir nuevamente frases o párrafos completos.

¿Cuáles son los límites de la postedición?

Los límites de las traducciones basadas en software y de la postedición de dichas traducciones automatizadas se hacen patentes precisamente en el ejemplo de los textos de calidad. Llegado un punto en que la inversión de tiempo se incremente considerablemente hay que plantearse si no será una mejor solución la traducción especializada realizada por traductores especialistas.

Las traducciones automatizadas han mejorado considerablemente gracias a la utilización de software neuronal, pero no son perfectas. Los errores gramaticales se han vuelto muy raros, pero las tergiversaciones de sentido aún se dan con frecuencia. Precisamente dichos errores son difíciles de detectar para los profanos, pasan fácilmente desapercibidos si se renuncia a la postedición y pueden tener graves consecuencias.

Tres causas de error típicas en las traducciones automatizadas

En la postedición nos ocupamos continuamente entre otras cosas de estos puntos débiles de las traducciones automatizadas:

Terminologías no tenidas en cuenta: mediante las terminologías o bases de datos terminológicas se garantiza el vocabulario coherente de una empresa. Si se han utilizado sistemas de traducción no entrenados, es necesario comprobar y corregir la terminología en la postedición.

Falso contexto: con frecuencia, los contextos complejos en los textos se resuelven y se reproducen erróneamente en las traducciones automatizadas. La postedición debe detectar esos errores y modificar la traducción de modo que se reproduzca la intención del texto original.

Redacción estándar no coherente: las malas traducciones se reconocen a menudo por expresiones y convenciones utilizadas de forma errónea. Uno de los ejemplos más clásicos es el salto entre el tratamiento de usted y tú. Muchos programas de traducción tienen grandes dificultades con tales redacciones y otras similares, lo que hace imprescindible una postedición.

El esfuerzo de la postedición disminuye con la calidad del texto de origen

Copiar un texto así tal cual en el campo de traducción de Google solo es recomendable en los casos menos exigentes con la calidad. DeepL es algo mejor, aunque las traducciones automatizadas de calidad comienzan con la utilización de sistemas de traducción automatizados neuronales profesionales, como los que los proveedores de servicios lingüísticos tienen a disposición.

En los casos más exigentes, estos sistemas son entrenados conforme a las especificaciones de la empresa, un proceso que requiere mucho tiempo y que solo es rentable si el sistema se utiliza con mucha frecuencia.

Ni siquiera dichos sistemas de TA funcionan sin errores, aunque en estos casos se reduce notablemente el grado de postedición.

¿Qué cualidades debe tener un buen posteditor?

Un buen posteditor es siempre un buen traductor. Pero un buen traductor no es automáticamente un buen posteditor. La demanda de posteditores es alta, esto se pone de manifiesto en el hecho de que existe una norma ISO en la que están definidos.

De un buen posteditor se espera, entre otras cosas:

  • Competencia como traductor
  • Competencia lingüística y competencia en producción de textos en el idioma de origen y el idioma de destino
  • Capacidades de investigación para localizar y procesar información
  • Competencia cultural en el país del idioma de origen y del idioma de destino
  • Competencia técnica sobre el funcionamiento, el rendimiento y los límites de las traducciones automatizadas
  • Conocimientos en el campo de especialidad de una traducción

También es importante la capacidad de no anteponer sus propias exigencias a los criterios definidos.  Si se ha acordado con el cliente solo una postedición mínima para textos informativos, eso significa que no es estrictamente necesario tener en cuenta los pequeños descuidos de estilo. Quien no se ajuste a los criterios y sea demasiado perfeccionista con la postedición, pierde rápidamente las ventajas de tiempo que ofrecen las traducciones automatizadas.

¿Qué cabe esperar de las traducciones automatizadas de intercontact?

Las traducciones automatizadas neuronales pueden ser la mejor solución para determinadas tareas de traducción. Le informaremos con mucho gusto sobre este tema.

Si se dan las condiciones idóneas, es posible hacer traducciones más rápido y ahorrar en torno al 30 % de los costes.

Con nuestra postedición profesional ofrecemos una alta calidad en cuanto a los requisitos definidos anteriormente.

En la traducción automatizada es mejor no prescindir nunca de la postedición

Pese a las grandes expectativas de la traducción automatizada: los resultados de la traducción deben utilizarse directamente solo en casos determinados bien justificados. Por ejemplo, cuando se trate únicamente de textos sencillos puramente informativos.

Si las expectativas son más altas, combinamos por lo general la traducción automatizada con una postedición. De este modo conseguimos una ventaja económica para usted y aseguramos una alta calidad dentro de sus necesidades.

No obstante, si exige la máxima calidad de las traducciones especializadas para los textos importantes, le recomendamos recurrir también a nuestras traductoras y traductores.

Le asesoraremos con mucho gusto sobre el tema así como las posibilidades de traducciones automatizadas y postedición en base a su proyecto concreto.