Maquetación multilingüe: autoedición en todos los idiomas

DTP in allen Sprachen

¿Qué es la maquetación multilingüe? La maquetación multilingüe consiste en adaptar textos de diferentes idiomas a un diseño de página para su impresión. Habitualmente, esto se realiza en la autoedición (DTP) mediante un editor multilingüe. 

El reto consiste en que el texto no puede fluir a voluntad como lo hace en los sitios web. Por el contrario, debe encajar adecuadamente en una trama de presentación predefinida. Una de las dificultades reside en que los textos tienen una longitud diferente según los idiomas, es decir, que tras la traducción ocupan más o menos espacio en la maquetación. 

Particularidades de la maquetación multilingüe

En la maquetación multilingüe hay infinidad de detalles y particularidades que una agencia de traducción experimentada tiene en cuenta para un resultado satisfactorio:

  • Uso de los tipos de letra adecuados (fuentes) con los correspondientes caracteres especiales y acentos
  • Consideración de las reglas de separación de cada país, comillas, puntuación, números y unidades de medida
  • Modificación de maquetaciones para idiomas que se escriben de derecha a izquierda como el árabe o el hebreo
  • Conocimiento de idiomas necesario por parte del diseñador gráfico para realizar la maquetación
  • Consideración de longitudes de texto diferentes (expansión del idioma) para los distintos idiomas

No es habitual que las imprentas o las agencias dominen con precisión la maquetación multilingüe. Lo más probable es que la pongan en manos de una agencia de traducción especializada. 

No todas las fuentes son adecuadas para todos los idiomas

Muchos idiomas tienen caracteres especiales muy singulares que solo se dan en ese idioma.

Quien intente escribir dichos textos, p. ej. en sueco o polaco desde un teclado alemán, descubrirá que no resulta nada fácil acceder a los caracteres especiales necesarios.

Esto es aún más difícil en idiomas como el chino el tailandés.

No obstante, los teclados no representan la única barrera. Tampoco las fuentes, es decir, las letras que deben usarse en el producto impreso, contienen todos los caracteres especiales.

Una tarea importante de la maquetación multilingüe es por tanto la selección de las fuentes que corresponden a la intención conceptual del diseñador y que contengan los caracteres especiales necesarios. 

Necesidad de conocimientos de idiomas del diseñador gráfico

Por lo general se crea un diseño maestro para un idioma maestro, habitualmente en alemán o inglés.

Cuando sea necesario rellenar copias de estos diseños con otras versiones lingüísticas, es necesario que el diseñador gráfico tenga al menos conocimientos básicos del idioma. De lo contrario le resultará prácticamente imposible determinar qué partes del texto corresponden a un párrafo.

Mientras que con las lenguas románicas es posible apañárselas en la mayoría de los casos, porque nuestro reconocimiento de patrones todavía funciona más o menos, en idiomas con caracteres ajenos como el chino es prácticamente seguro que se cometerán errores importantes.

En esos casos pueden llegar a faltar partes de oraciones o párrafos enteros, o bien encontrarse en una página equivocada. Los caracteres especiales también se pierden con facilidad, algo que no se le escapará a los maquetadores con conocimientos del idioma. 

La expansión del idioma debe planificarse

Por extensión del idioma se entiende el fenómeno por el que un mismo texto puede tener longitudes muy diferentes en distintos idiomas. Si se toma como referencia el idioma inglés, los textos en la mayoría de los otros idiomas son más largos. El término expansión del idioma se emplea por tanto siempre tomando el inglés como idioma de origen.

Si consideramos el alemán como idioma de origen, tendremos por el contrario que planificar una "contracción del idioma" en algunos casos:

Alemán -> inglés: aprox. 15 a 20% más corto
Alemán -> francés: aprox. 25% más largo
Alemán -> italiano: aprox. 30% más largo

Al contrario de lo que se podría pensar debido a los complejos caracteres, las traducciones al chino o al árabe son considerablemente más cortas que la versión en alemán. Encontrará más información en este Panorama de longitudes de texto en las traducciones.

Existen diferentes técnicas para tratar las diferentes longitudes de texto de las traducciones y adecuar los textos.

En primer lugar resulta útil tener en cuenta la expansión del texto ya durante la traducción. Por tanto, al traducir al idioma de mayor extensión se procura ser más bien conciso, mientras que al traducir al idioma de menor extensión se puede ser más generoso con la longitud del texto. Además, el traductor debe ser informado previamente de que las diferentes versiones de idiomas deben adecuarse a un diseño uniforme.

Los diseñadores gráficos tienen la posibilidad de hacer correcciones mediante la selección de fuentes y el tamaño de letra. Se puede emplear una fuente algo más estrecha como alternativa y un tamaño de letra menor para que un texto más largo quepa en el mismo espacio. También se pueden compensar diferentes alturas de líneas, que en escrituras asiáticas o árabes pueden ser altas que en la escritura latina.

Por último, también existe la posibilidad de acortar o extender el contenido.

Lo importante es que ninguna de esas medidas se tome de forma arbitraria por un maquetador o diseñador gráfico al realizar la maquetación multilingüe. Toda modificación requiere necesariamente una consulta con el cliente. Por eso informamos ya con anterioridad sobre los posibles idiomas críticos en cuanto a la expansión del idioma y proponemos soluciones. De este modo se reduce el tiempo requerido para las traducciones, ya que se eliminan la mayor parte de las consultas intermedias.

Maquetación multilingüe a medida

Le asistimos en la maquetación multilingüe con nuestro servicio de autoedición en la medida en que lo desee.

La variante mínima es la revisión para maquetación. En dicha revisión comprobamos los documentos o archivos que nos envía teniendo en cuenta la maquetación multilingüe, esto evita que los errores lleguen a imprimirse.

Lo ideal es implicar a nuestra agencia de traducción desde el principio. Esto nos da la posibilidad de ocuparnos de temas como la expansión del idioma en una etapa en la que aún es relativamente fácil realizar las adaptaciones necesarias.

Editamos su maquetación multilingüe en estos formatos, para los que tenemos interfaces con nuestro software de TAO (traducción asistida por ordenador):

  • QuarkXpress
  • InDesign
  • FrameMaker
  • PageMaker
  • Word
  • PDF
  • PowerPoint

Nuestra agencia de traducción cuenta con especialistas en maquetación multilingüe que estarán encantados de asesorarle y asistirle.