¿Es realmente necesaria la revisión en la traducción?

La revisión en la traducción

Con frecuencia, una revisión forma parte de la oferta de una traducción. ¿Pero es realmente necesaria una revisión? Al fin y al cabo esto conlleva más costes para usted. Y el traductor debería escribir ya de por sí textos sin errores, ¿no es cierto?

El sentido de la revisión en la traducción

Si escribe su propia correspondencia comercial, es posible que esto le resulte familiar: los errores ortográficos y tipográficos propios se pasan fácilmente por alto. Esto se debe a que el cerebro humano está concebido de modo que, en caso de incertidumbre, recurre a nuestras experiencias adquiridas y en caso de duda prefiere imaginarse algo que encontrarse con un vacío.

Por eso se deben tomar con cierta prudencia las declaraciones de testigos, por ejemplo. Incluso cuando no han visto bien al ladrón, el cerebro se resistirá a ese desconocimiento y en su lugar recurrirá a un conocimiento existente. ¿El ladrón llevaba máscara? Con seguridad, nos dice la experiencia, pues el ladrón no quiere que le reconozcan. ¿Llevaba una bolsa? ¡Naturalmente! En las películas, los ladrones siempre llevan una bolsa. ¿Cómo si no iban a transportar el botín? Por tanto, inconscientemente, su cerebro completa con algo ya experimentado los detalles que usted no ha percibido en ningún momento en la situación concreta.

Cuando escribimos un texto y lo comprobamos a continuación en busca de errores, el comportamiento es similar. Si por ejemplo faltan algunas letras de una palabra, es fácil que las pasemos por alto, porque el cerebro recuerda la palabra correcta y rellena los huecos en consecuencia. Esta circunstancia se ve incluso reforzada en el texto propio, pues ya conocemos el contenido y sabemos como debería ser "en realidad".

Ventajas de la traducción con revisión

Independientemente de lo profesional que sea su traductor y de la importancia que le dé a una ortografía correcta, en la mayoría de los casos se recomienda una revisión. Los revisores tienen a este respecto las siguientes ventajas:

- Aún no conocen el texto traducido, por lo que detectan más los errores.

- Están especialmente capacitados para detectar errores y, gracias a su experiencia, saben qué palabras son especialmente proclives a erratas y qué errores ortográficos son los que se cuelan con más frecuencia.

- En caso de duda pueden emplear determinadas técnicas para garantizar que no se pasan nada por alto, por ejemplo ver cada palabra por sí misma en lugar de la frase completa.

La revisión: una parte importante del control de calidad

Conforme al estándar de calidad DIN EN ISO 17100, una revisión es una parte integrante de la traducción y garantiza la calidad del texto de destino. Una revisión se encarga de los siguientes puntos:

Una traducción correcta

Un revisor compara el texto de destino con el texto de origen y se asegura de que todo ha sido traducido correctamente en cuanto a contenido y en su totalidad, es decir, que no se ha pasado por alto ninguna frase y que no se ha agregado ninguna innecesaria.

- Consistencia

Un revisor se asegura de que un término se traduce igual desde el principio hasta el final de un texto y de que el texto de destino es estilísticamente uniforme.

Corrección lingüística

Un revisor comprueba la corrección gramatical y la correcta ortografía. Para ello se guía por las reglas vigentes en la actualidad.

- Adecuación al propósito

Un revisor garantiza que el texto de destino cumple con los requisitos especificados por el cliente y con las expectativas típicas del país de destino. Por ejemplo, garantiza el correcto discurso para el grupo objetivo y el uso adecuado de la terminología para el público objetivo.

La revisión: imprescindible en los textos públicos

En la correspondencia interna, que solo se envía dentro de su empresa, se puede ciertamente renunciar a una revisión tras la traducción. Pues un pequeño error tipográfico o que falte una frase no tiene graves consecuencias.

Sin embargo, cuando se trata de indicaciones importantes, como por ejemplo instrucciones para el manejo de máquinas, es preciso garantizar en todo caso que el texto de destino no contiene ningún error. Un manejo inadecuado de una máquina puede poner en grave peligro a su personal y paralizar la producción.

También debería planificar una revisión para los textos destinados a publicarse. La imagen pública de su empresa no se define únicamente por sus servicios o productos, sino también por su comunicación. Y dicha comunicación no debe contener errores en ningún caso. La comunicación sin errores pone de relieve la seriedad de su empresa y la ayuda a persuadir a su grupo objetivo.

Por tanto, en su siguiente traducción no se olvide de planificar también una revisión.