La finalidad de su texto: ¿cómo de libre puede ser la traducción?

Business concept

«¿Cuál es la finalidad de su texto?» Es una pregunta que quizás su agencia de traducción le haga cuando realice un encargo. 

 ¿Por qué se pregunta? ¿Qué importancia tiene si su texto es para la comunicación corporativa interna o si va a publicarse en su página web para sus clientes?

Aquí descubrirá por qué es importante informar al traductor sobre la finalidad de su texto y qué beneficios tiene esto para su traducción.

La finalidad influye en el tipo de traducción

Quizás ya se haya dado cuenta de que existe un sinfín de posibilidades para traducir la misma frase. A menudo una palabra tiene diferentes traducciones y el contexto desempeña un papel muy importante.

¿La traducción debería ser lo más literal posible o el traductor tiene cierta libertad?

Para elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades, el traductor necesita saber qué tipo de traducción espera usted. Por eso, la finalidad del texto es un buen punto de referencia.

Traducción para informar o para una mejor comprensión

Imagínese que quiere informar a sus empleados de una nueva estrategia empresarial o de alguna modificación en la empresa. Como tiene filiales en diferentes países, normalmente su idioma corporativo es el inglés. Sin embargo, en este caso es importante dirigirse personalmente a todos los empleados y la mejor manera de conseguirlo es utilizando el idioma correspondiente de los trabajadores. Además, así también se garantiza que la información importante sea comprendida.

Aquí la creatividad y los recursos lingüísticos no son indispensables, pues se trata de una finalidad meramente informativa. Bien es verdad que el texto tiene que ser lingüísticamente correcto, pero no pasa nada si se puede reconocer que es una traducción.

Cuando su agencia de traducción no dispone de esta información puede pasar lo siguiente: los traductores se esfuerzan en redactar una traducción dirigida al público que represente de la mejor forma a su empresa.

Para ello, su agencia de traducción planifica más tiempo y le propone una fecha de entrega que lamentablemente no se adapta a su plazo...

Traducción para publicar

Quizás quiere traducir también su folleto corporativo para presentar su empresa y sus productos a los clientes extranjeros.

Para dirigirse de forma óptima a sus clientes, es necesaria una traducción de alta calidad que sea fluida y despierte su interés. Especialmente en los textos publicitarios, a veces también se requiere creatividad. En este caso, más que de una traducción palabra por palabra, se trata de una transmisión del efecto del texto.

En los textos publicitarios a menudo se utilizan juegos de palabras y expresiones que provocan una sensación especial en el público objetivo.

En principio, cada persona realiza sus asociaciones propias dependiendo de diferentes factores, pero generalmente existen ciertas semejanzas dentro de un grupo de personas específico.

Según la libertad que le dé a su traductor, si así se desea, el resultado final no tendrá mucho que ver con el texto de partida y no se sabrá que es una traducción, pero producirá un efecto similar al del texto original en su público destinatario internacional. Se trata más bien de una adaptación que de una traducción.

De todas formas, si su agencia de traducción no conoce la finalidad, probablemente obtendrá una traducción correcta, pero que no llegue realmente a los clientes extranjeros, porque estilísticamente no convence.

Traducción de documentos oficiales

La traducción de documentos oficiales es un caso especial. Hay documentos que por ley deben presentarse ante ciertos organismos y para ello es necesaria su traducción.

En la traducción de documentos que vayan a presentarse ante organismos públicos todo tiene que corresponderse con el documento original y, dado el caso, también deben tenerse en cuenta otras cuestiones:

  • Imitación del formato
  • Anotación de partes escritas a mano
  • Mención de sellos, escudos y logotipos
  • Conservación o advertencia de los errores en el texto original

Así que el traductor no tiene ninguna libertad en la traducción de estos documentos. Además, en la mayoría de los casos, si la traducción está pensada para ministerios u organismos debe incluir una certificación jurada.

A primera vista su traductor no sabrá si usted necesita traducir el documento para presentarlo ante un organismo o quiere la traducción por motivos privados, por ejemplo para comprenderlo mejor.

Si usted no informa a su traductor y este no pregunta, probablemente le entregará un texto que no cumpla totalmente con sus exigencias.

¿Cómo de libre puede ser la traducción?

Así pues, siempre se plantea esta pregunta: ¿cómo de libre puede ser la traducción? ¿Usted quiere reconocer cada una de sus frases en el texto de destino o el traductor puede seleccionar las palabras libremente siempre que se produzca el mismo efecto en su público objetivo internacional?

Facilite a su traductor la información adecuada para obtener un texto que cumpla con sus expectativas y con la finalidad.

¿No sabe si le ha dado toda la información importante a su traductor? No se preocupe, en caso de duda, una buena agencia de traducción le preguntará.