Facturar traducciones: por páginas, líneas, palabras. ¿Qué es lo ideal?

Mann mit Taschenrechner

¿Cuál es la mejor manera de facturar traducciones ? ¿Cómo se determina un volumen de texto? ¿Por líneas o líneas estándar, por palabras o por páginas estándar?

Dado que existen muchos modelos de facturación en los diferentes proveedores de servicios lingüísticos, está claro que no hay uno que sea ideal para todos. Por tanto, veamos las diferencias y confrontemos las ventajas con los inconvenientes. 

¿Qué es una página estándar?

Una página estándar es una medida que ayuda a evaluar la extensión de un manuscrito para realizar el cálculo. Pese al término "estándar" de la denominación, la página estándar no está definida claramente. Por un lado está el cálculo de "25 líneas a un promedio de 40 caracteres", lo que corresponde a 1000 caracteres sin espacios. Otra definición parte de "30 líneas con hasta 60 caracteres". Eso corresponde a un máximo de 1800 caracteres, aunque aquí se tienen en cuenta los espacios.

Por lo tanto, si hay que facturar una traducción por páginas estándar, es importante establecer previamente qué se entiende por página estándar en el caso concreto.

¿Qué es una línea estándar?

Una línea estándar contiene 40 caracteres (contados sin espacios) o entre 50 y 55 caracteres contando los espacios.

Para determinar cuántas líneas estándar tiene un texto, visualice en su procesador de texto el número total de caracteres incluyendo espacios y divida ese valor por 55. O bien por 50, según el acuerdo.

¿Qué cantidad de texto tomar como base?

A la hora de calcular el tamaño del texto para facturar una traducción se puede tomar el texto de partida, aunque el texto de destino también sería una opción.

El hecho de que el texto de partida sea con frecuencia el tamaño decisivo se debe sencillamente a que este está disponible en el momento de realizar el cálculo. Por el contrario, la extensión del texto de destino únicamente se conoce una vez traducido. Basándose en ciertos factores es posible calcular cuánto más corto o largo será un texto en el idioma extranjero, aunque inevitablemente se produce una imprecisión en la factura.

¿Facturar las traducciones por palabras?

Para los profanos, la facturación de las traducciones por palabras puede sonar como la forma de facturación más fácil de comprender y la más justa. No obstante, también en este caso existen defectos.

Hay idiomas que utilizan muchas palabras compuestas, como p. ej. el alemán. Por tanto, un texto en inglés o francés con muchas palabras puede tener muchas menos palabras en la traducción al alemán. Si se toma como base un texto de partida en alemán, el número de palabras del texto de destino en inglés o francés será mayor. Esto es decisivo para decidir si es justo que se tome como base el texto de partida o el texto de destino.

La longitud media de una palabra en alemán es de unos 7,5 caracteres, en inglés es de aprox. 5,1 caracteres y en francés aprox. 5,3 caracteres. Solo esto ya revela que una facturación por palabras no es tan clara como la denominación hace suponer.

¿Facturar las traducciones por líneas estándar o páginas estándar?

Los factores que influyen en una facturación por palabras se aplican de forma similar a la facturación de traducciones por líneas estándar o páginas estándar. Aunque en este caso la discrepancia a tener en cuenta puede ser aún mayor.

Un ejemplo: en el idioma chino una palabra completa se representa con un único carácter. Por tanto, en una traducción del alemán, al calcular en líneas estándar o páginas estándar, la diferencia entre el idioma de partida y el idioma de destino es especialmente grande.

No obstante, en la traducción de textos del alemán o al alemán se aplica con frecuencia el cálculo por líneas estándar. 

Importante: definir previamente el procedimiento de facturación

Como hemos visto, no existe un procedimiento de facturación que sea siempre ideal.

Por tanto, para que resulte justo para ambas partes se recomienda definir previamente con claridad el procedimiento por el que se va a calcular el honorario y qué particularidades se tendrán en cuenta. En nuestras ofertas de traducciones esto se indica con claridad.

En la mayoría de los casos facturamos por palabras. Distinguimos entre palabras nuevas, coincidencias y repeticiones. No obstante, si lo desea también es posible una facturación por líneas estándar o páginas estándar.

Estaremos encantados de asesorarle sobre el procedimiento de facturación en base a su proyecto concreto y le mostraremos las diferentes posibilidades.