Ofrecer una imagen errónea: ¿por qué es tan importante la localización de imágenes y símbolos para sus proyectos en lengua extranjera?

Localización de fotos

Las imágenes o símbolos dicen mucho por sí solos sin necesidad de palabras aclaratorias. Entonces, al traducir sus proyectos en un idioma extranjero, ¿puede mantener simplemente las mismas imágenes o no?

 

En principio, las imágenes se deberían localizar para los proyectos en lengua extranjera. A continuación descubrirá por qué es tan importante.

 

Imágenes como explicación o ilustración

Cuando las imágenes tienen la función de explicar o ilustrar es muy importante adaptarlas al correspondiente idioma de destino.

Por ejemplo, en instrucciones de programas informáticos las capturas de pantalla muestran al usuario las diferentes funciones del programa. Tanto las instrucciones como las capturas de pantalla tienen que estar en el idioma correspondiente.

A un usuario en España, que utiliza la versión española de un programa en su ordenador, no le servirán de mucho las instrucciones en español si las capturas de pantalla son del programa japonés.

En este caso se requieren nuevas capturas de pantalla en el idioma correspondiente.

Algo similar ocurre con los paquetes de los productos. ¿Qué imágenes se suelen utilizar para dichos paquetes en la cultura objetivo? ¿Se representa el contenido del paquete, el grupo objetivo o algo que destaque las cualidades del producto?

Si bien debería tener cuidado con lo que muestra su imagen, en la mayoría de los casos una imagen «errónea» no supone el fin del mundo. A fin de cuentas, también está el texto del producto para disipar posibles confusiones.

 

Imágenes sin función explicativa

Aunque las imágenes de su página web no tengan ninguna función explicativa y simplemente sirvan para dinamizar la página, debería tener en cuenta algunos aspectos.

Algunos motivos pueden ser inusuales o inapropiados en ciertas culturas; incluso, en el peor de los casos, pueden estar prohibidos.

Sobre todo debería prestar especial atención a los gestos ilustrados, pues podrían tener un significado opuesto en las diferentes culturas. Por ejemplo, en Estados Unidos o Rumanía su interlocutor puede hacer el gesto de tocarse la frente para mostrar que la idea que acaba de exponer le parece muy buena, mientras que en España ese mismo gesto podría interpretarse como que le está tomando por loco.

Además, una imagen no tiene el mismo efecto en todos los observadores, ya que en parte puede depender de la cultura del observador.

¿Cómo influye la cultura en el efecto que tienen las imágenes? La clave está en la dirección de lectura.

 

Diferentes efectos de la imagen debido a la dirección de escritura

En muchos idiomas europeos se escribe de izquierda a derecha y de arriba abajo. Sin embargo, también existen sistemas de escritura en otras direcciones.

En árabe, por ejemplo, se escribe de derecha a izquierda. La siguiente línea empieza a la derecha debajo de la primera línea, así que las líneas se ordenan de arriba abajo.

En cambio, el chino y el japonés se escriben en columnas, de la parte superior derecha a la parte inferior izquierda.

Los textos se leen en la misma dirección en la que se escriben, pero lo más interesante de todo es que, en cierto modo, las imágenes también se “leen”. Por lo general, al contemplar las imágenes seguimos la dirección de escritura y lectura habitual de nuestro sistema de escritura.

Por eso, la dirección de lectura tiene su importancia, entre otros casos, en la disposición de imágenes que tienen que ser observadas en un orden determinado. Aquí se debe prestar especial atención, pues debido a las diferentes direcciones de lectura puede transformarse todo el significado.

Además, la dirección de lectura tiene otras repercusiones. En el caso de un observador que escriba hacia la derecha, al contemplar una imagen, su mirada irá automáticamente de izquierda a derecha y prestará más atención a las personas u objetos que se encuentren en la mitad derecha, sobre todo si están girados hacia el observador.

Si en la parte izquierda de la imagen hay una persona dando la espalda al observador, este efecto se acentúa y el ojo sigue la mirada de la persona en la imagen hacia la derecha. Esto provoca que el ojo pase por alto las cosas que están a la izquierda en la imagen.

Así la imagen tendrá un efecto determinado dependiendo de la dirección de escritura y de lectura habitual del observador.

¡Haga usted mismo la prueba! Busque un retrato en el que la persona no mire directamente hacia delante, sino que por ejemplo esté de perfil. Piense en el efecto que le causa a usted. Después contemple la misma imagen reflejada horizontalmente. El resultado le sorprenderá.

 

Como puede ver hay buenas razones para localizar las imágenes

Por lo general, el efecto que tiene una imagen en los miembros de una cultura extranjera solo se puede saber a través de alguien que se haya criado en esa cultura. Esta es una de las razones por las que la mayoría de las agencias de traducción y localización confían en hablantes nativos. ¡Usted también debería hacerlo!